24 de Febrero de 2016

El apoyo familiar y la asistencia de un logopeda especializado son fundamentales en la rehabilitación auditiva de los implantados

488

Mañana 25 de febrero se celebra el Día Internacional del Implante Coclear. En España hay unas 13.500 personas implantadas (1.500 tan sólo en Andalucía), de las cuáles un 40% son niños y un 60%, adultos.

Málaga, 24 de febrero de 2016.- La logopeda especializada en Implantes Cocleares, Eliana Fredes Albarracín, ha indicado que, una vez colocado el implante coclear, el paciente, si ha tenido experiencias auditivas anteriores, “tiene que volver a aprender a escuchar”, ya que los sonidos que recibe a partir de la implantación, son diferentes.


En este proceso de adaptación, explicó Fredes, la rehabilitación auditiva centrada en la familia y con asistencia de un logopeda especializado “es primordial”. “El logopeda no sólo trabajará en sus sesiones sino que también ofrecerá las estrategias y herramientas adecuadas para que la familia sea el principal favorecedor del desarrollo del lenguaje a través de la audición”.

 

La logopeda ha ofrecido estas declaraciones con motivo de la celebración del Día Internacional del Implante Coclear, que tendrá lugar mañana jueves 25 de febrero, como conmemoración del primer implante coclear realizado por los doctores franceses Djourno y Eyrès en 1957.

 

Actualmente hay en España unas 13.500 personas implantadas –1.500 tan sólo en Andalucía-, de las cuáles un 40% son niños, y un 60%, adultos. El implante coclear es un dispositivos médico electrónico que transforma los sonidos en estímulos eléctricos. Dichos estímulos son transmitidos por el nervio auditivo hasta el cerebro.

 

“Las personas que se pueden beneficiar del implante coclear”, explica la especialista, “son aquellas que poseen una pérdida auditiva neurosensorial severa o profunda de origen coclear y no obtienen beneficios de los audífonos”,  -o el beneficio no es el suficiente, se entiende- “como para adquirir o comprender el lenguaje por vía auditiva”.

La decisión de si un paciente necesita, o no, un implante coclear, le corresponde a un equipo de profesionales, y algunos de los criterios contemplados son la edad de adquisición de la sordera, la edad actual, la identidad cultural, la duración de la hipoacusia y la utilización, o no, de audífonos con anterioridad.

 

¿Cuál es la principal diferencia entre un audífono y un implante coclear? 

 

Un implante coclear es una prótesis auditiva que sirve para recuperar la audición en unos determinados tipos de sor­dera. Tan sólo está indicado en sorderas neurosensoriales profun­das y bilaterales, es decir, en aquellos casos en que las células ciliadas de la cóclea (oído interno) están dañadas y no pueden llevar a cabo su función (neurosensorial); con una pérdida auditiva de más de 90 decibelios (profunda) y en ambos oí­dos (bilateral).

 

El audífono amplifica los sonidos pero en algunos casos es posible que no consiga que la persona con pérdida auditiva comprenda el lenguaje, “ya que las células ciliadas están muy dañadas. Por eso se recurre al implante coclear que reemplaza estas células ciliares dañadas por los electrodos que ahora serán los que realicen su labor procesando el sonido”, concluye la logopeda.

C/ Cortina del Muelle nº3 8º A - C.P.: 29015 Málaga - Tel. 952 303 887
E-mail: info@coloan.org
Diseño y Programación web:
ViaFisio, S.L. - www.viafisio.com
Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y visualización, así como la recogida de estadística sobre sus hábitos de navegación para mejorar su experiencia, mostrándole publicidad y contenidos de su interés. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Política de Cookies